lunes, 12 de marzo de 2012

El Bloque Intacto.

La filosofía Taoísta tiene una bien merecida reputación de ser bastante abstracta por un lado y, sin embargo, bastante práctica por el otro. Un ejemplo más de ying  y yang


Dicho esto, ¿cuál es la aplicación práctica del Bloque intacto? Y ¿cómo te hará feliz? Considera el ejemplo siguiente: la práctica diaria o semanal de Aikido.

Quizás has experimentado ese instante maravilloso justo antes de comenzar con la primera técnica del día. Te has ajustado la ropa de entrenamiento, el Jo, Bokken y el Tanto están limpios, pulidos y preparados en su funda, te sientes lleno de energía y entusiasmo. Entras en el tatami junto con los compañeros,  quizá ensayas algunos tai sabakis, irimis, kaiten. Entonces entra tu  Maestro en el tatami, todos en seiza, saludamos e iniciamos la sesión.

Piensas para tus adentros: “Qué privilegio y qué alegría estar a punto de hacer esto durante las próximas horas”. Este feliz estado de ánimo, mi querido aikidoka, es el Bloque Intacto.

Compañeros de AFAMADRID
al finalizar la sesión de entrenamiento
Si expandimos nuestros horizontes, vemos las infinitas posibilidades del Bloque Intacto que pueden aplicarse a otras situaciones conocidas o a las  novedosas.

Si practicas el Arte taoísta de contemplar cada día (e incluso cada momento) como un  Bloque Intacto, siempre serás feliz cada mañana, en vez de afrontarlo con temor, inquietud, inseguridad, ansiedad debido a que has moldeado el Bloque previamente , de forma desagradable o distorsionada , antes de que comience.


Un texto que he adaptado , basado en los conceptos del Libro “El Poder del Tao -   Cómo hallar la serenidad en tiempos de cambio"  - (Lou Marinoff) Ediciones B

5 comentarios:

  1. Creo que ke voy a tener que leer el libro, porque no es un mal enfoque para empezar cada día... :-)
    Muchas gracias por compartió!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el bloque intacto, buena forma de empezar el lunes con una hermosa semana por delante;)

    ResponderEliminar
  3. Buenos días a ambos,Carina y JR:

    me alegra leer que le habéis cogido el punto al concepto. A veces un ejemplo sencillo y cotidiano resuelve los misterios de miles de años de sabiduría.

    PD: el libro es muy interesante, la verdad.

    Abrazos+

    ResponderEliminar
  4. Yo el día que no tenga que ir a echar la meadica nerviosa, perdón por la expresión, antes de practicar Aikido, ese día seguramente deje el Aikido.

    Un abrazo jesús (tranquilo que ya me he lavado las manos xD)

    ResponderEliminar
  5. jajaj... que cachondo!!! Gracias!!!

    Es complicado controlar nuestras emociones y nuestras sensaciones, pero poco a poco todo ayuda.

    A veces esos nervios que tod@s padecemos son producto de ciertas inseguridades que a su ritmo van desapareciendo y no sólo en el aikido sino por ejemplo a mi me pasa cuando voy a dar una charla en público, o presentar un proyecto...cosas así.

    Las "técnicas" de control emocional también hay que practicarlas para que a la par que avanzamos vayamos viendo y notando su beneficio en nosotros.

    ResponderEliminar